Di hola, sonríe, hecha una mirada pícara, levanta los brazos hasta llegar a tocar el cielo, olvida todo lo malo, crea tu propio mundo ideal y simplemente disfruta de la vida y se feliz.

martes, 20 de septiembre de 2011

Poder y no querer.

Saber la verdad, saber que las cosas han cambiado, que ya nada es como antes, que la magia terminó, saber que por suerte o por desgracia esa es la única realidad...
¿Puedo admitir la realidad o seguir engañándome a mi misma?
En teoría  debería hacer lo correcto.
Pensar, dar un tiempo, callártelo... todo eso significa cometer errores.
Por una vez en la vida voy a dejarme llevar,
dejar que haga lo primero que se me pase por la cabeza,
dejar de darle vueltas a la cabeza,
darme un respiro,
dejar escapar esa pequeña locura que aguarda en mi interior,
conocer la libertad.
Podría seguir las reglas,
podría hacer lo correcto,
pero no quiero,
quiero ser libre,
poder decir que no quiero sin que pase nada,
sin tener a alguien detrás diciéndome que eso no es lo correcto,
de los errores se aprende,
pero si no me dejan cometerlos...
¿cómo aprenderé de ellos?
Poder y no querer,
poder seguir las reglas y no querer,
querer conocer la libertad.
Un alma que vaga por las calles,
sin un límite definido,
esa me gustaría ser yo.
No soy perfecta,
ni quiero serlo,
porque si todo fuera perfecto,
sería todo muy aburrido,
quiero cometer locuras,
quiero equivocarme para saber lo que se siente,
quiero ser yo misma,
no la chica perfecta que todo padre quiere tener.

No hay comentarios:

Publicar un comentario