Di hola, sonríe, hecha una mirada pícara, levanta los brazos hasta llegar a tocar el cielo, olvida todo lo malo, crea tu propio mundo ideal y simplemente disfruta de la vida y se feliz.

sábado, 9 de junio de 2012


Todos vivimos historias inolvidables, muchas con finales felices y algunas con finales trágicos, pero lo que de verdad importa es vivir esos momentos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario